Comparte esta noticia:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

La prevención e inserción implican un conjunto de medidas constituidas por habilidades sociales y emocionales, en un proceso de adquisición de autonomía, partiendo de la hipótesis de que el desarrollo depende en gran medida, de la capacidad del individuo para relacionarse con el medio, lo que significa que las posibilidades que la persona posee para desarrollar sus capacidades y habilidades es de gran importancia.
La prevención esta orientada hacia un nivel individual, grupal y comunitario, a fin de favorecer su propia promoción y las posibilidades de participación social evitando los efectos de la marginalidad y la exclusión social, movilizando los recursos y estrategias necesarias para el desarrollo personal y social de los participantes, permitiéndoles la inserción y adaptación social.