Comparte esta noticia:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

El Ayuntamiento de Tegueste y la empresa Atlantic Emergency SLU. acaban de instalar en las principales instalaciones deportivas y municipales de la Villa desfibriladores adaptados a las últimas directrices de salvamento. Concretamente, la Corporación ha instalado tres desfibriladores (uno en la Ciudad Deportiva de Los Laureles, otro en el Teatro Príncipe Felipe de la Villa y otro en una patrulla de la Policía Local), con el objetivo de “prevenir y dar seguridad a los usuarios de estas instalaciones”, asegura el alcalde del municipio, José Manuel Molina.

“El objetivo de estos desfibriladores es poder dar una respuesta rápida, a aquellas personas que sufran una parada cardiorespiratoria, hasta la llegada de los servicios sanitarios especializados. El fin es reducir la mortalidad por esta causa y mejorar así la supervivencia de los afectados”, detalló el alcalde de la Villa.

Estos equipos móviles se emplean en situaciones de parada cardiorrespiratoria para intentar restablecer el ritmo del corazón mientras llegan las emergencias sanitarias.
Estas unidades podrán ser utilizadas por personal no sanitario que, tras asistir a un curso formativo sobre su uso, hayan obtenido la pertinente autorización.

El alcalde teguestero mostró su satisfacción por los avances que durante los últimos años experimenta todo lo relacionado con la seguridad en la Villa. “Con estas nueva dotaciones damos un paso más para ofrecer garantías a nuestros vecinos y vecinas dentro de las instalaciones municipales”. A partir de ahora ante una situación de emergencia, “nuestro personal formado será capaz de estabilizar al paciente hasta que lleguen los servicios sanitarios”.
El alcalde de la Villa se comprometió a seguir avanzando y dar calidad dentro de los centros que son de titularidad municipal, “de ahí la decisión de contar con estos desfibriladores porque lo que realmente nos importa es la atención a los y las vecinas así como su calidad de vida, seguridad y protección”.

El desfibrilador externo semiautomático es un aparato electrónico portátil que diagnostica y trata la parada cardiorrespiratoria, siempre y cuando el corazón tenga actividad eléctrica. Son considerados muy eficaces para la mayor parte de los paros cardiacos. Se trata de aparatos de fácil manejo ya que la propia máquina va indicando, con un sistema de voz y escritura los pasos a seguir tanto para disponer la descarga eléctrica como para realizar la maniobra de reanimación cardiopulmonar. Es el propio dispositivo el que analiza las constantes vitales del individuo y determina si se ha de aplicar o no una descarga.

La desfibrilación temprana logra la recuperación del ritmo cardiaco efectivo en más del 90% de los casos, siempre que se efectúe en el primer minuto de evolución. La realización de las maniobras básicas de reanimación eleva las posibilidades de supervivencia de un 2% a un 30% mientras se espera la llegada de asistencia médica. El aparato analiza el ritmo cardiaco y detecta con altísima seguridad si la parada puede o no tratarse con una descarga eléctrica.

El infarto agudo de miocardio es la causa más frecuente de muerte súbita cardiaca en el adulto. En España se producen más de 68.000 infartos al año, que provocan una parada cardiaca en más del 50% de los casos.  En más de un 30% de ocasiones el paciente fallece antes de poder ser atendido en un hospital.