Comparte esta noticia:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

 El Ayuntamiento de Tegueste ha finalizado la reforma y mejora de la cripta del barrio de El Portezuelo, una obra muy necesaria para el núcleo y muy demandada por los y las vecinas de esta zona. Los trabajos, que comenzaron en el mes de junio, han supuesto una inversión municipal de casi 12.000 euros.

El objetivo de estos trabajos, según explica el alcalde de Tegueste, José Manuel Molina, ha sido “adaptar el inmueble a la nueva normativa referente a su uso, una normativa que corresponde al decreto 132/2014, de 29 de diciembre de Sanidad Mortuoria. Además, la mejora del velatorio era algo muy demandado por los y las vecinas de El Portezuelo”. En esta línea, el alcalde teguestero destacó que la adaptación del inmueble a la nueva normativa “ha sido muy aplaudida por los vecinos y vecinas del Portezuelo”.

El alcalde de Tegueste fue el encargado de inaugurar recientemente las nuevas instalaciones del barrio en un acto en el que estuvo acompañado por el primer teniente de alcalde del Consistorio, Juan Norberto Padilla Melián; y el concejal de Obras, Javier Galván; entre otros ediles; además multitud de vecinos y vecinas del barrio, quienes mostraron su gran satisfacción por la finalización de los trabajos de reforma del tanatorio.

Durante el acto, el presidente de la Asociación de Vecinos de San Antonio y el Sagrado Corazón de Jesús del Portezuelo, Paco Díaz, recordó cuando la cripta se construyó “hace ya muchos años gracias a las colectas que realizaron los y las vecinas del pueblo, ya que en pocas semanas lograron reunir más de 800.000 pesetas”. Con ese dinero, “y gracias también a la cesión de unos terrenos por parte del constructor Víctor Rodríguez, fue posible levantar el tanatorio del Portezuelo”.

La nueva cripta
La cripta del Portezuelo se distribuía en una sola planta rectangular. Se componía de dos módulos edificatorios, uno con cubierta a cuatro aguas y un cuerpo adyacente con cubierta a un agua hacia el interior de la propia edificación. El inmueble tenía acceso directo desde la vía pública con un pequeño desnivel de 15 centímetros, salvado por medio de escalón.

Su distribución iba en acorde con el uso (velatorio): un amplio vestíbulo principal que daba acceso a una sala, y con dos salas de exposición. Hacia la parte trasera de la edificación se ubicaban las dependencias que otorgaban de los servicio a la edificación: cocina y aseos.

Los trabajos llevados a cabo han supuesto la mejora de esta infraestructura, y consistieron en la ejecución de nuevos huecos en paredes de carga para dar acceso a las nuevas dependencias según la nueva distribución. Asimismo, otros huecos existentes de esta misma pared han sido cubiertos.

El anterior acceso principal se ha utilizado para la entrada del cadáver, mientras que el acceso del público y de familiares al velatorio se realizará ahora por un hueco existente en el lateral de la edificación. Esta zona junto al acceso se ha acondicionado con una rampa del 5% para disminuir el escalón a 5 centímetros máximo y convertirlo, de esta manera, en espacio accesible.

Asimismo, se ha ejecutado un tabique acristalado entre la “sala de exposición II” y la “zona público II”, además de colocar una extracción forzada de aire que recoge el aire viciado de la edificación y que es expulsado al exterior por la fachada trasera.

También se han colocado puntos de luz nuevos para las nuevas dependencias y se han reubicado los existentes. Además, se reubicó la carpintería anterior hacia la nueva entrada de “zona público II”. Se ejecutó, asimismo, una sala de preparación para el cadáver que está acondicionada con paredes resistentes así como la colocación de lavamanos. El saneamiento de esta pieza se conecta hacia el saneamiento existente de la edificación.

En este sentido, el alcalde de Tegueste resaltó que “en la misma línea que hemos seguido en anteriores trabajos, todos los proyectos que se ejecutan cubren de forma igualitaria las necesidades de diferentes zonas del municipio e inciden, por tanto, en la mejora de la calidad de vida de los teguesteros”.

Asimismo, indicó que uno de los objetivos prioritarios del Ayuntamiento de Tegueste es que las inversiones, y más en estos tiempos de crisis, “lleguen a todos los barrios del municipio”.

El barrio de El Portezuelo se sitúa en el extremo suroeste del municipio, en la parte más alta, limitando con la Autopista del Norte, y tiene una superficie de 5,13 km2. Tiene una población de 1.500 habitantes, repartidos en diferentes entidades de población, como son Portezuelo Alto, Portezuelo Bajo, Nombre de Dios, Padilla Alta, Padilla Baja y diseminado.

Molina asegura además que El Portezuelo “es un barrio que cuenta con una intensa vida cultural y social y, aún siendo el menos comunicado con el Casco del municipio, tiene una sociedad muy activa que participa en las actividades organizadas desde el Ayuntamiento”.