Comparte esta noticia:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

La Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Tegueste, de la cual es titular Juan Antonio Romero Santos, ha impulsado junto al AMPA del Teófilo Pérez, la organización de un taller de avistamiento de aves para este fin de semana. La actividad cuenta con el asesoramiento de la ONG, experta en este campo, SEO BirdLife, es totalmente gratuita y está dirigida exclusivamente a los alumnos de dicho centro escolar.

Esta acción forma parte de las actividades prevista por la concejalía dentro de su programa local de Voluntariado Ambiental para cuya puesta en marcha se cuenta con la colaboración de la Oficina de Participación y  el Voluntariado Ambientales de Tenerife, organismo dependiente del Cabildo de Tenerife.

Los alumnos realizarán un recorrido por algunos de los puntos, localizados previamente por esta ONG, con el objetivo de conocer las especies de aves que habitan en el municipio. Asimismo, a lo largo del recorrido alumnos y  padres llevarán a cabo la limpieza del sendero seleccionado.

SEO BirdLife apuesta por la colaboración en este tipo de acciones como eje fundamental de sus acciones de concienciación y educación ciudadana, siendo los más jóvenes uno de los sectores sociales más importante a partir del cual generar el cambio. “Desde la Concejalía de Medio Ambiente creemos que es fundamental la implicación de ONGs como esta con las que poder trabajar mano a mano y con el objetivo de generar una estrategia común de concienciación social. Estamos seguros de que nuestros chicos y chicas van a disfrutar mucho de esta actividad y que no solo van a conocer especies únicas, además van a disfrutar de una jornada de encuentro y aprendizaje en la naturaleza”, afirma el Romero Santos.

Acción de limpieza realizada en Camino El Lomo  

El pasado sábado en torno a 20 voluntarios del equipo Nekes Trail tomaron parte en la  intervención de erradicación de especies invasoras realizada en la zona de El Lomo, trayecto apadrinado por dicho grupo montañero y que forma parte además de la carrera de El Infierno.

Los voluntarios, que cuentan con la formación adecuada para tratar  con una de las especies más complejas, como es el Rabo de Gato, actuaron a lo largo de unos cuatro kilómetros aproximadamente. Dicha acción cuenta también con el respaldo de la Oficina de Participación y  el Voluntariado Ambientales de Tenerife.