Comparte esta noticia:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

El Centro de Día de Mayores de Tegueste fue el escenario la pasada semana del desarrollo de una sesión de Biodanza, que estuvo dirigida por la monitora Celia López, que imparte clases sobre esta modalidad en el Centro Cultural Jesús Amador del Barrio de Las Toscas, en la Villa.

La Biodanza es un sistema de integración afectiva, renovación orgánica y re-aprendizaje de las funciones originales de la vida, basada en vivencias inducidas por la danza, el canto y situaciones de encuentro con el grupo.

En este taller de biodanza con las personas mayores, se pretende estimular a través de la música y los ejercicios, conectar con su energía, afectividad y ele ncuentro con las personas que comparten el día a día. Vivencias integradoras con el entorno que devuelvan las conexión con el espacio y el tiempo a través de la diversión, recuperar la parte lúdica de la vida.