Comparte esta noticia:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

El Ayuntamiento de Tegueste, a través de la Concejalía de Bienestar Social que dirige la edil Giovanna del Castillo, ha finalizado un proyecto de lucha contra la pobreza y la exclusión social en el municipio y del que se han beneficiado cerca de una treintena de niños y jóvenes de entre 3 y 17 años de edad.

Este proyecto, con una inversión cercana a los 20.000 euros, está a través de un marco formalizado entre la Consejería de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno de Canarias y la Federación Canaria de Municipios para prestaciones de atención a situaciones de pobreza de niños y niñas.

Con este proyecto se ha pretendido dar continuidad a las acciones que se están llevando a cabo desde el Centro de Día Besay, un recurso que tiene como finalidad favorecer la integración social del menor o la menor de Tegueste mediante la intervención psicoeducativa, proporcionando un entorno seguro y enriquecedor.

Gracias a este proyecto se han podido llevar a cabo acciones de mejoras del Centro Besay, como dotar a la sala destinada a actividades deportivas y psicomotrices del material necesario para conformar un lugar que favorezca el desarrollo de habilidades psicomotrices; dotar de equipos informáticos al centro para llevar a cabo las acciones relacionadas con el apoyo educativo; además de poder asumir gastos para cubrir necesidades básicas de alimentación e higiene, entre otras

Asimismo, otras de las acciones que se han podido llevar a cabo han sido la puesta en marcha de varias actividades, entre los meses de mayo y junio, con el fin de ofrecer alternativas de ocio que permitan a los y las menores disfrutar de su tiempo libre en igualdad de condiciones.

De esta manera, se pudieron llevar a cabo actividades como sesiones de cine, visitas al karting, Diverlandia, Jungle Park, avistamiento de cetáceos o poder hacer camping, entre otras actividades.

“Este proyecto se justifica como un apoyo a familias que por su especial situación no disponen de los recursos (personales, materiales,..) suficientes para cubrir adecuadamente las necesidades de sus hijos e hijas, ofreciendo a éstos un espacio de formación y ocio creativo donde vean cubiertas sus necesidades, fuercen sus habilidades (sociales, académicas) y mejoren su integración social, y realicen actividades de ocio y tiempo libre novedosa, tanto dentro como fuera del municipio”, asegura el alcalde del municipio, José Manuel Molina.