Comparte esta noticia:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

En este sentido, José Manuel Molina explicó que este acuerdo, por otro lado, tiene otro objetivo que es el de “incentivar el mantenimiento de las medianías, contribuyendo a su conservación y mejora del medio, protegiendo así nuestro paisaje rural y, por ende, dignificar los subsectores productivos ligados al territorio”.

Por un lado, el presente acuerdo estipula que los 32 alumnos de la Escuela Taller de Servicios Rurales, un proyecto cofinanciado por el Servicio Canario de Empleo (SCE) y el Fondo Social Europeo, deberán promocionar la oferta que se encuentra en el Mercadillo del Agricultor y del Artesano de Tegueste, servir de apoyo logístico y técnico en acciones de dinamización del mercadillo y prestar un servicio regular de embellecimiento, con arreglo de jardineras así como del entorno de las instalaciones, entre otras tareas.

Por su parte, el Mercadillo de Tegueste proveerá semanalmente de frutas y verduras a la escuela durante todo el desarrollo del proyecto formativo, permitir el uso de un puesto en sus instalaciones y convertirse en una plataforma de comunicación de las acciones realizadas por la escuela taller, entre otras acciones.

Para el alcalde de la Villa teguestera, este acuerdo “garantizará que el conjunto de preparados gastronómicos que lleven a cabo los alumnos de la escuela taller cuenten con productos de la tierra, utilizando variedades antiguas de verduras y hortalizas, carnes procedentes de razas autóctonas y sus derivados, o pescado y marisco procedentes de la flota local”.

“La transferencia de todo lo experimentado al sector de la restauración se convierte en una prioridad, dado que se trata de un conocimiento valioso que procura una diferenciación, haciendo más competitivos al gremio de restauradores del municipio”, sentenció José Manuel Molina.