Comparte esta noticia:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Las obras que se ejecutarán en el local social El Guaydil-El Portezuelo comprenden dos actuaciones bien diferenciadas. La primera irá encaminada a rehabilitar la cubierta de la estructura del centro cultura; mientras que en la segunda parte de los trabajos consistirán en la mejora del interior del salón, eliminando las humedades de las paredes. En una tercera parte, se remodelará el acceso a esta importante infraestructura para los habitantes del barrio de El Portezuelo. 

El concejal de Obras e Infraestructuras del Ayuntamiento de Tegueste, Francisco Javier Galván Hernández, ha destacado que “en la misma línea que seguimos en la fase anterior del Fondo de Inversión Local, todos los proyectos que se han presentado cubren de forma igualitaria las necesidades de diferentes zonas del municipio e incidirán, por tanto, en la mejora de la calidad de vida de los teguesteros”. Asimismo, el edil destacó que uno de los objetivos prioritarios del Ayuntamiento de Tegueste es que las inversiones lleguen a todos los barrios del municipio.

Los trabajos de mejora de este local comenzarán por el apuntalamiento de la actual estructura como paso previo a la demolición del forjado actual. También se demolerá el pavimento existente y se saneará las paredes tanto en el interior como en el exterior, donde se picará en una profundidad mínima de un centímetro y se retirarán los restos de pintura. La fachada se embellecerá con una franja de piedra molinera que alcance hasta un tercio de la altura del local.

Para garantizar el aislamiento climático y la seguridad del centro social, se repondrán las ventanas y la puerta de la entrada, dotándolas de rejas. En cuanto a los aseos se procederá a su completa remodelación, instalando sanitarios, lavabos y nuevos azulejos en las paredes y el suelo.

En cuanto al acceso a la plaza que se encuentra pegada al local, se corregirá la pendiente y se eliminarán los escalones. En los últimos 25 metros se construirá una barandilla para evitar posibles percances de los usuarios. El pavimento de la acera será el mismo que el de la plaza.