Comparte esta noticia:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Las actuaciones ejecutadas en el polideportivo de Pedro Álvarez consistieron en el desmontaje y reubicación de las porterías y aros de baloncesto, el cepillado y saneamiento general de la superficie del terreno de juego, la limpieza de los sumideros de aguas pluviales, la colocación del pavimento deportivo y el marcaje de líneas de juego.

Las principales actuaciones que se llevaron a cabo en esta instalación fueron encaminadas a la superficie del polideportivo y a su red de evacuación de aguas, ya que antes de iniciarse los trabajos la cancha presentaba varias fisuras y grietas producidas por las dilataciones del pavimento, mientras que la red de evacuación se encontraba obstruida con tierra y arena.

Para eliminar estas deficiencias, en primer lugar se ejecutó el desmontaje y posterior montaje de las porterías y los aros de baloncesto para, posteriormente, excavar y rellenar las zonas hundidas. Luego se procedió a la limpieza de los sumideros pluviales y se cepilló toda la zona de juego. Tras estas acciones se sellaron las fisuras y grietas con resinas flexibles y se aplicó adhesivo de poliuretano de dos componentes. Para finalizar, se colocó el pavimento deportivo y se marcaron las líneas de juego para baloncesto y fútbol sala.

Por su parte, las actuaciones llevadas a cabo en el polideportivo de Las Toscas estuvieron encaminadas al desmontaje y reubicación de las porterías, la reposición parcial del vallado metálico, cepillado y saneamiento de la superficie de juego, la colocación de pavimento deportivo y el marcaje de líneas de juego. Los principales problemas que presentaba esta instalación eran el estado de las vallas metálicas y del pavimento.

Ante esto, en primer lugar se desmontaron y luego se volvieron a montar las porterías, para luego ejecutar la reposición de malla electrosoldada en el vallado actual. Con posterioridad se cepilló toda la superficie de juego para recuperarla con posterioridad con material bituminoso. Luego se aplicó un adhesivo de poliuretano de dos componentes para, más tarde, colocar el pavimento deportivo y marcar las líneas de juego.