Comparte esta noticia:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Por su parte, la concejal del barrio de El Socorro y responsable de Medio Ambiente y Participación Ciudadana, Sandra Ramallo, aseguró que con la finalización de estos trabajos se ha conseguido “una mejora en la calidad de vida de los vecinos de la zona, ya que los puntos de luz estaban obsoletos”. Además, Ramallo destacó que con esta renovación se contribuye con el medioambiente “ya que las nuevas luminarias son de un tipo con el que se conseguirá una mejor eficiencia energética, en una apuesta clara por las energías renovables”. Imagen de varias de las nuevas luminarias del barrio

El nuevo alumbrado del barrio de El Socorro cuenta con luminarias de la marca Indalux modelo Vital-VS con lámparas de vapor de sodio de alta presión de 70 vatios, montadas sobre columnas de seis metros con brazos de un metro. La red de distribución es aérea y ha quedado dividida en tres circuitos que parten desde la calle Alcalde Juan Hernández y no ha hecho falta ejecutar canalizaciones subterráneas. Las otras vías en las que se ubican los nuevos puntos de luz son la calle Santo Domingo, La Miravala y la calle El Rejanero.

Cada uno de los puntos de luz está dotado de una caja de conexión y protección construida en poliéster reforzado con fibra de vidrio y provista de tres bornas de entrada y salida, dos bases de fusibles y un fusible calibrado.

Además, la zona donde se han llevado a cabo estas instalaciones entra dentro del ámbito de aplicación de la Ley sobre Protección de la Calidad Astronómica de los Observatorios del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), por lo que se ha optado por un tipo de alumbrado menos perjudicial y, por otro lado, con mayor rendimiento. Las luminarias empleadas están contempladas en la lista de luminarias homologadas por el IAC.

Por otro lado, la concejal del Ayuntamiento de la Villa avanzó que las lámparas del barrio que se encuentran en buen estado serán reutilizadas en otras calles del barrio donde haya puntos de luz que se encuentren en mal estado.