Comparte esta noticia:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

 

De los 32 alumnos que comenzaron este proyecto formativo hace ya casi dos años, un total de 16 han conseguido un empleo vinculado al sector vitivinícola, como en tiendas especializadas en vino, bodegas, fincas y en restauración. Además, esta inserción laboral del 50% del alumnado se ha obtenido no sólo en la Comarca Nordeste, sino que también los jóvenes han encontrado trabajo a lo largo de la isla, gracias a las prácticas realizadas en zonas como el Valle de La Orotava o en la Comarca de Abona.

En este sentido, el alcalde de la Villa, José Manuel Molina, asegura que “uno de los problemas que afectan en la actualidad al campo en Tenerife es la falta de relevo generacional. Sin embargo, en Tegueste, este relevo generacional se ha convertido en una prioridad, ya que de forma continua se han ejecutado en el municipio siete proyectos de Escuelas Taller en la rama agraria en los últimos diez años”.

Y uno de los ejemplos es esta Escuela Taller Dinamizadora Enoturística Tegueste-Tenerife, que desde su inicio ha pretendido “capacitar a una cantera de profesionales que sigue demandando el subsector vitivinícola”, destaca Molina.

A la falta de mes y medio para su finalización, su director Pablo López indica que este proyecto “nació para continuar con una labor de varios años y con el objetivo principal de seguir llenando el vacío formativo que existe, dando la oportunidad a jóvenes desempleados de recibir el aprendizaje y la práctica de técnicas enoturísticas y de promoción y comercialización del vino, además del cultivo de la viña y la elaboración de vinos de calidad”.

Asimismo, uno de los principales factores de esta inserción laboral del 50%, hasta la fecha, ha sido la implicación de los viticultores, bodegueros, restauradores, vinotecas, hoteles y casas rurales, a través de las diferentes asociaciones locales y entidades de la comarca (Asevite, Avite, CRDO Tacoronte Acentejo y La Ruta del Vino Tacoronte, así como la SAT de Viticultores de Tenerife) destinatarios finales de este proyecto, y donde han quedado garantizadas las labores prácticas y actuaciones puntuales de los alumnos-trabajadores, favoreciendo al desarrollo de la viticultura y la futura inserción laboral.