Comparte esta noticia:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

¿Cómo se puede colaborar?

Tirar los medicamentos por el lavabo o la basura contamina las aguas. No todos los residuos suponen un riesgo para el medioambiente, basta con que algunos de ellos puedan tener efectos adversos sobre la salud y sobre las especies acuáticas para que sea necesario evitar esta eliminación incontrolada.

Cuando se acabe el tratamiento médico, se termine el medicamento o cuando se revise el botiquín y se limpie de medicamentos caducados, deben llevarse al “Punto Sigre” de la farmacia habitual.

El depósito de los medicamentos

Se pueden depositar en el punto SIGRE:

  • Los envases vacíos de medicamentos. (Por envase vacío, se entiende la parte del embalaje que ha estado en contacto con el medicamento: blister vacío, botella de jarabe vacía, frasco de inyectable vacío, etc…), incluido el cartonaje y el prospecto.
  • Los envases con restos de medicamentos (aunque se trate de envases sin empezar).
  • Los medicamentos caducados.


¿Qué NO hay que depositar en el contenedor del Punto SIGRE?

  • Termómetros, prótesis, radiografías, gafas, agujas, jeringuillas, material de curas, objetos cortantes, etc.

Con esta colaboración tan sencilla se tiene la seguridad de que esos medicamentos no dañarán a la naturaleza, porque a través del Punto Sigre se cierra el ciclo de vida del medicamento de una manera respetuosa con el medioambiente.