Comparte esta noticia:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

El Puente de Palo fue construido a finales del siglo XVIII-principios del XIX,  con el fin de facilitar el paso de los vecinos, ya que el pueblo estaba dividido por un barranco considerable que impedía el paso con las aguas de escorrentía, sobre todo en invierno. Desde 1826 se encontraba en muy mal estado, con el consiguiente peligro para personas y animales. A mediados del siglo XIX fue reparado gracias a las contribuciones de los vecinos. De hecho, a lo largo de la historia, en época de grandes lluvias, cuando por el cauce del barranco discurrían las aguas con gran violencia, el Puente se destruyó varias veces.

Actualmente, el Puente de Palo permanece como un recuerdo más de los modos de vida en la Villa de Tegueste en tiempos pasados.