Comparte esta noticia:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Los socorreros engalanaron sus casas y compartieron devoción con amigos y familiares. Una peregrinación que comenzó desde la iglesia de El Socorro y que finalizó en un local particular de la zona de San Luis. Y así recorrió Las Toscas, La Asomada, Lomo Las Rías, Iglesia de El Pico, La Pared, Santo Domingo, Molina, El Portezuelo, La Padilla, El Lomo, San Gonzalo, El Calvario y de vuelta a la Iglesia de El Socorro. Llegada a la plaza de la Virgen del Socorro

La devoción de Tegueste hacia la Virgen Nuestra Señora del Socorro se ha venido manifestando en diversas formas desde la primera fundación de la ermita en el siglo XVI, convirtiéndola en uno de los puntos importantes de fervor mariano de Tenerife. Los avatares sufridos por la ermita (inundaciones, destrucciones, reconstrucciones), así como personajes vinculados a ella, entre los que destaca Amaro Rodríguez Felipe (Amaro Pargo) nos remiten a la historia del Archipiélago y son una muestra más de espíritu de superación que siempre ha caracterizado a los canarios y los teguesteros.

Desde su fundación, el barrio de El Socorro ha sabido mantener un profundo vínculo religioso y social con su Patrona que llega hasta la actualidad con el esplendor que cada año, por el mes de septiembre, se palpa en sus fiestas.