Comparte esta noticia:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Hasta la década de los 50-60 del siglo XX, la fiesta en honor a la Virgen de los Remedios tuvo carácter de fiesta mayor, siendo desplazada desde entonces en esta categoría por la romería en honor a San Marcos Evangelista.

La devoción por esta viren es de origen andaluz y traída por los conquistadores, según reseña el historiador Manuel Hernández en su libro "Las tradiciones de Tegueste". Desde sus inicios, las fiestas en honor a la virgen de Los Remedios corrieron por cuenta del esfuerzo popular.

Los componentes sustanciales de la fiesta son la representación de la librea, los barcos, la danza de las flores y las loas en honor a la virgen, cantadas durante su procesión. Por su celebración a comienzos de septiembre, la conmemoración religiosa está también asociada a la fiesta de la vendimia.