Comparte esta noticia:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

La polilla guatemalteca es una plaga originaria de Centroamérica, que llegó desde mediados de los años 80 a Venezuela y hace presencia en Colombia en las zonas andinas. Su expansión es muy rápida, razón por la cual se pide una intervención inmediata para controlarla.

La polilla hembra pone hasta 170 huevos, que son difíciles de ver a simple vista. Un informe de investigadores señala que la larva del insecto raspa la superficie y penetra el tubérculo, abriendo galerías en su interior para alimentarse, lo cual daña el alimento.

Por su parte, la “Tuta absoluta” en tomateras también es llamada “Polilla del tomate” o “Minadora del tomate” por los grandes daños caudados en esta planta, aunque también afecta a otras plantas hortícolas como es el caso de la berenjena o la papa.

Esta plaga es originaria de Sudamérica. En este continente está presente en diversos países como Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela principalmente. Desde allí, entró en Europa por los cultivos de la costa mediterránea sobre el año 2007.