Comparte esta noticia:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

La obtención de la certificación ISO-UNE 9001:2008 de gestión de calidad y su puesta en marcha desde hace dos años ha supuesto para el mercadillo de la Villa una mejora de la estructura, a través de una mejora de la competitividad, lo que ha facilitado el acceso a mercados más amplios en base a una oferta de mayor calidad, logrando de esta manera aumentar la rentabilidad de todos los asociados que actualmente comercializan sus productos en el Mercadillo de Tegueste y manteniendo a la población en el medio rural.

En este sentido, las ventajas que ha adquirido el Mercadillo de Tegueste con el sistema de calidad ISO 9001 es que tiene una potente herramienta de marketing de sus instalaciones, con lo que ha podido obtener una ventaja frente a la competencia al adquirir una imagen de calidad avalada por una entidad independiente, mejorar su eficacia a través de una mejor organización y control, abrir la puerta a otros mercados, implantar una cultura participativa entre todos sus miembros, posibilitar el acceso a nuevas subvenciones y mejorar la comunicación y la calidad de información, además de asegurar al cliente que recibe lo que se le oferta (productos frescos, de calidad, de la Comarca y directamente del agricultor), entre otras ventajas.

El gerente del Mercadillo de Tegueste, Juan Luis Sosa, asegura que con la renovación del certificado UNE ISO 9001:2008 “fortalecemos la imagen del mercadillo de la Villa y potenciamos la estructura organizativa al implementar la mejora continua, además de que seguimos mejorando en la toma de decisiones en base a una información más precisa. También podemos seguir fidelizando a los clientes y captando a nuevos en la seguridad de que los alimentos que consumen están controlados no sólo por la legislación vigente”.

En este sentido, asegura que “el efecto que traerá este logro en el resto de Mercados del Agricultor de Tenerife propiciará a medio plazo un efecto en cadena en los que llevan implantados más años. Y un segundo efecto demostrativo de cara a los clientes y a las instituciones al transmitir que desde las pequeñas organizaciones se puede trabajar  con calidad y valorizando la labor del sector primario”.

El Mercadillo del Agricultor y Artesano de la Villa de Tegueste, que en julio de este año cumplió su noveno aniversario, “sigue dando pasos en su estrategia de crecimiento y de apoyo al desarrollo local con un proyecto innovador que aumentará la competitividad del sector primario mediante el desarrollo de una estructura moderna, integral y adecuada del Mercadillo del Agricultor y Artesano de la Villa de Tegueste a las necesidades del mercado, a través de la aplicación de nuevos sistemas de gestión y procesos”, detalla el gerente del mercadillo teguestero.

En este sentido, “el Mercadillo de Tegueste sigue avanzando en una línea estratégica de diferenciación a través de la puesta en valor de los productos locales, frescos, de calidad y que van directamente de los productores al consumidor”, concluye Sosa.

El Mercadillo de Tegueste nació a mediados de 2004 con la idea de acercar a los consumidores un punto donde poder adquirir directamente del productor artículos hortofrutícolas, ganaderos, artesanos y reposteros, con la finalidad primordial de ayudar a solucionar los problemas de comercialización que tradicionalmente han padecido.
El Mercadillo de la Villa ha ido evolucionando y actualmente se ha convertido en un punto no sólo de comercialización, sino también de encuentro con las tradiciones, mantenimiento del paisaje rural y fomento de los productos locales. En la actualidad, la asociación que gestiona el mercadillo teguestero está compuesta por un total de 150 asociados.