Comparte esta noticia:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

El proyecto del Libroforum canario de Tegueste supone un salto decisivo para profundizar en la identidad colectiva, de ahí que esta iniciativa quiera convertirse en un punto de encuentro estable alrededor de un libro y de su autor. Este proyecto cultural tiene un objetivo múltiple, que es acercar a la población a los autores canarios vivos, permitiéndoles una intercomunicación y un enriquecimiento recíproco; además de para dar a conocer en profundidad la literatura de se hace en la actualidad en las Islas.

Esta séptima sesión del Libroforum canario, cuyos anteriores protagonistas fueron los escritores Víctor Álamo de la Rosa (“Mareas y marmullos”), Javier Hernández Velásquez (“El sueño de Goslar”), Damián H. Estévez (“En el aire queda”), Cecilia Domínguez (“Si hubieras estado ahí”), Balbina Rivero (“Amaro Pargo, el pirata de Tenerife”) y Alba Sabina (“¿Quién cuidará de mis guardianes?”), tendrá ahora como protagonista a Carlos Santamaría y sus obras “Pater Noster” y “Marina Miranda”.

Carlos Santamaría es doctor en Psicología y profesor de la Universidad de La Laguna. Es un investigador de los procesos de razonamiento y comprensión. Ha publicado varios libros, entre ellos “Introducción al razonamiento humano” (Alianza, 1995), “Historia de la psicología: el nacimiento de una ciencia” (Ariel, 2001) y diversos trabajos de investigación en revistas internacionales. Entre otros reconocimientos ha recibido el Premio Nacional de Investigación Educativa, y el Benito Pérez Armas por la novela “Marina Miranda”.

“Pater Noster” es la historia de una chica que busca la razón por la que su difunto padre, un prestigioso científico que estaba en las quinielas para el premio Nobel, abandonó todo a raíz de un misterioso descubrimiento en su laboratorio, y se trasladó a un pequeño pueblo de Castilla para buscar datos sobre un hecho referido en una carta enviada por un monje al emperador Carlos V. Parece que el hecho pudo cambiar la historia de Occidente. La carta cuenta la historia de un franciscano del siglo XIV (el Pater), el cual parece que era inmune a la Peste Negra que mató, probablemente, a la mitad de la población europea. Se trata de un personaje épico que fue maestro de teología a la vez que héroe de romances. Los romances antiguos narran cómo este franciscano de complexión gigantesca lucha contra moros e incluso reta al Diablo a singular combate. En cambio el manuscrito lo presenta como un sabio predicador que ejerce la caridad.

Un cadáver sin identidad, atribuido una escritora consagrada, que carece de vida pública y sin rostro, ya que no ha sido vista por nadie. Y de la que solo se sabe que, en su último libro, la trama gira entorno a lo que acaba de suceder, el suicidio de una famosa escritora. Este es el punto de partida de “Marina Miranda”. Narrada desde el punto de vista de su amante y, en cierto modo el manager de la escritora, a la que procesaba gran admiración y veneraba. A lo largo de la historia, de tramas cruzadas, varias personas suplantan la identidad de la escritora, generando así diversas reflexiones sobre la identidad y la esencia de la creación literatura. Aquí, la literatura se convierte en una metáfora de la vida, un reflejo de el entramado de las relaciones humanas y de nosotros mismos. Por ello, Marina Miranda es considerada como una novela que es “literatura sobre la literatura”.