Comparte esta noticia:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Estos cinco personajes verán como sus secretos salen a la luz. Lenta y metódicamente los cinco pasan de estar en una situación molesta a sentirse impotentes. A cada uno de ellos les empiezan a ocurrir cosas terribles y la sospecha pasa de uno a otro.

Noventa intensos minutos en los que una maestra psicótica, una esotérica cocodemonomaníaca, un enfermero obsesivo a la limpieza y una monja fármacodependiente arrastran al público al inquietante mundo del misterio de una forma divertida bajo la atenta mirada de un mayordomo arrogante y calculador.

¿Quién es el culpable de todo esto? Finalmente se enteran de la verdad: uno de ellos es un asesino y todo por la herencia de la tía Prudencia. Una divertida obra de misterio donde nada es lo que parece.

El director de la obra, José Zambrano, quien tiene una larga trayectoria en Latinoamérica como actor de cine, teatro y telenovelas, relata que el objetivo de esta pieza original de Leonardo Abreu es descubrir lo que es capaz de hacer el ser humano por una herencia. “Para nadie es un secreto que muchas veces una herencia destruye relaciones familiares, incluso se ha llegado a matar por un legado que termina siendo envenenado. En la obra pretendemos dar a conocer esta triste realidad pero al mismo tiempo transmitir un mensaje que no es otro que el anteponer la razón ante la avaricia”, dijo Zambrano.

Por su parte Leonardo Abreu, autor de esta obra y uno de los protagonistas, destaca que al momento de escribir la pieza quiso marcar diferentes perfiles de personajes donde cada uno de ellos desarrolla un Trastorno Obsesivo Compulsivo.