Comparte esta noticia:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

La documentación que se conserva en el archivo histórico es imprescindible para los historiadores y otros investigadores sociales, que requieren del estudio de los documentos aquí conservados para conocer datos relativos a la vida económica, social, política y de costumbres de las gentes que vivieron en el municipio a partir de 1813 y, como ya se ha referido, incluso, antes.

La ciudadanía también puede tener acceso a esta documentación, la cual resulta muy útil para reconstruir el árbol geneaológico de la familia u obtener otros datos relativos a los antepasados.

Croquis del barranco El Borgoñón. 1869.

  • Documentos más consultados:
  • Actas del Ayuntamiento Pleno desde 1813.
  • Expedientes de quintas y milicias desde finales del siglo XVIII.
  • Expedientes de elecciones desde 1822.
  • Estadísticas municipales desde el siglo XIX.
  • Presupuestos municipales desde 1810.
  • Padrones de habitantes desde 1833.
  • Censos de vivienda y población 1858.
  • Correspondencia de Alcaldía desde 1820.
  • Expedientes de obras municipales desde el siglo XIX.
  • Expedientes de obras particulares desde principios del siglo XX.
  • Expedientes de aprovechamiento forestal desde 1854.
  • Expedientes de educación (escolarización, creación de escuelas, y otros) desde 1834.

 

  • Documentos del Prebendado Pacheco:Firma del Prebendado Pacheco. Siglo XIX.

Otro plano del cementerio realizado por el Prebendado Pacheco en el siglo XIX. El Prebendado Antonio Pereira Pacheco y Ruiz, conocido como el Prebendado Pacheco, fue párroco de Tegueste desde 1842 hasta 1858. Digno heredero del clero ilustrado, su labor dejó una huella indeleble en Tegueste. Numerosos documentos conservados en el Archivo –la mayoría inéditos- reflejan su preocupación por las obras públicas, la educación, la pobreza y Plano del cementerio realizado por el Prebendado Pacheco en el siglo XIX. miseria del campesino y otros.