Skip to content

Vacaciones

Imprimir E-Mail

Casa segura en vacaciones

La época estival no sólo es temporada alta para los hosteleros, los amigos de lo ajeno hacen el agosto en estas fechas. Tomar algunas medidas de prevención puede ayudarle a evitar una desagradable sorpresa a la vuelta de las vacaciones.

Consejos para no delatar la ausencia:

La primera consigna es no dar pistas a los extraños sobre nuestra ausencia. Algunos consejos para no delatar su ausencia:

  • Evite comentar en comercios o lugares públicos sus planes vacacionales.
  • Dejar algo de ropa en el tendedero puede disuadir a los ladrones.
  • Solicite a alguna persona de confianza el encargo que, durante el tiempo que esté ausente, recoja la correspondencia del buzón para no alertar a los extraños; las cartas acumuladas son indicios de ausencia.
  • Deje las llaves de la casa a una persona de confianza para cerciorarse que todo está en orden.
  • Evite dejar la llave en lugares típicos como debajo del felpudo, de una maceta o sobre el marco de la puerta.
  • No grabe en el contestador automático ningún mensaje que pueda dar pistas sobre la desocupación de la vivienda
  • Proteger los objetos personales. Si dispone de objetos personales de gran valor (joyas, documentos...) lo más recomendable es dejarlas en la caja de seguridad de un banco, o instalar una caja fuerte en casa.
  • Inventariar algunas de las pertenencias, en previsión de futuros hurtos, es también recomendable. Incluso, se puede grabar la identificación personal (el número del Documento Nacional de Identidad) del propietario o guardar en casa un listado con los número de serie de los electrodomésticos. De esta forma, en caso de robo, se conocerán fácilmente los datos del dueño.

Reforzar la seguridad

Si a pesar de todo, usted quiere garantizar, prácticamente al cien por cien, la seguridad y que su hogar sea un lugar inexpugnable para los ladrones, deberá recurrir a mecanismos más complejos.

Los terminales anti-intrusos envían una señal a un ordenador central y éste, a su vez, a la policía, en el momento en que los sensores, colocados en puertas y ventanas, detectan el mínimo incidente.

Un paso más en la seguridad del hogar lo ofrece Internet. Mientras usted disfruta de unas merecidas vacaciones podrá constatar in situ qué está ocurriendo en su vivienda, gracias a las web-cams. Podrá instalar tantas como puntos sensibles considere necesarios cubrir en su hogar y conectarse a Internet para supervisar que todo marcha según lo previsto.

Otras medidas de seguridad

Tal vez sea el momento de plantearse si la puerta de entrada principal al hogar es todo lo segura que debiera. La puerta blindada se lo va a poner más difícil a los ladrones.

En caso de no tener puerta blindada, las fuerzas de seguridad recomiendan que la puerta disponga de dos o más puntos de cierre y que no exista separación entre el suelo y la parte inferior de la puerta.

Un flanco que debe cubrir es el de las ventanas o balcones que se encuentren desprotegidos y tengan fácil acceso desde el exterior. En estos casos, se recomienda colocar persianas con cerrojo interno y/o rejas que impidan o dificulten la entrada.

Por supuesto, no es nada aconsejable desconectar el timbre de la puerta, ni dejar notas sobre su ausencia o grabaciones en el contestador automático.

La seguridad se completa con medidas de control como revisar que las instalaciones de luz, agua y gas están convenientemente cerradas antes de abandonar la casa.

 
< Anterior   Siguiente >