Skip to content
Inicio arrow Cultura arrow Teatro

Teatro

Imprimir E-Mail

EL TEATRO PRÍNCIPE FELIPE DE TEGUESTE ACOGE ESTE SÁBADO LA SÁTIRA DE ABUBUKAKA CON SU ESPECTÁCULO "HEIDI"

Image  El grupo teatral tinerfeño Abubukaka llevará este sábado, día 3 de diciembre, al Teatro Príncipe Felipe de Tegueste la conocida obra de Johanna Spyri, Heidi. Se trata de una peculiar adaptación, en la que la trama principal gira en torno a la corrupción. El espectáculo tendrá lugar a las 20:30 horas con un precio de las entradas de 10 euros, ya a la venta en el hall del teatro (espectáculo para mayores de 16 años).

Como ya se mostró en su espectáculo anterior, La Familia Tradicional, esta nueva entrega rompe su habitual forma de actuar en sketchs (pequeñas escenas que duran entre 5 y 10 minutos). En Heidi, en cambio, la agrupación teatral tinerfeña realiza una trama continua que representa con humor, algunos de los episodios de la serie de animación más famosa en los años 70 y 80.

Heidi de Abubukaka es lo que todos sabemos de Heidi, todos los sedimentos que depositó en el crisol de la infancia a través de libros, películas, series y, sobre todo, dibujos animados, lo único es que Abubukaka no solo guarda el crisol, sino que también tiene una batidora donde ha metido a la cándida Adelaida para preparar un jugo rico en proteínas, con cero azúcar y gran poder antioxidante.

En la faz post-modernista que Abubukaka frecuenta se encuentran movilizaciones por un mundo sostenible, se hallan parques para perros con bolsitas para caquitas y se cruzan acusaciones de culpabilidad entre todos los humanos de este planeta. ¿Es post-modernismo o es totalitarismo? ¡Somos animales! Este es nuestro totalitarismo. Siéndolo jugamos a ser semejantes que pueden ayudar al resto de animales, de lo contrario podríamos estar jugando a ser Dios. El día que todos los organismos vivos existentes nos juzguemos habrá que tomárselo con humor, porque sin humor tal juicio solo servirá para dar paso a la tragedia.

¿Nos suena esto verdad? Heidi, claro está, no come carne, pero se arrepiente a diario de no salvar al ñu que es devorado por el cocodrilo o al lagarto con el que el gato juguetea, por ello anda buscando una solución, una manera de salvarnos a todos, el fin de la tragedia. Hasta ese territorio desconocido osa llevar  Abubukaka a todos los que se quieran embarcar en este arca, no duden de que tenemos preparados unos cuantos chistes para entretener la travesía, pero de lo que sí que no pueden dudar es de que Heidi cantará y cantará hasta armonizar todos nuestros apetitos embargados por la quimera de vivir una vida sin muerte.
 
< Anterior   Siguiente >