Skip to content

Convenio

Imprimir E-Mail

ALUMNOS DE FUNCASOR REALIZARÁN PRÁCTICAS EN LA FINCA LOS ZAMORANO TRAS UN ACUERDO CON EL AYUNTAMIENTO DE TEGUESTE

Un instante de la firma del convenio  El Ayuntamiento de Tegueste y la Fundación Canaria para el Sordo (FUNCASOR) han firmado un convenio de colaboración para que los alumnos de dicha entidad realicen prácticas no laborales en la Finca Los Zamorano, una iniciativa que se enmarca dentro del Proyecto de Itinerarios Integrados de Inserción laboral de personas con discapacidad. Los alumnos de FUNCASOR realizarán prácticas de agricultura ecológica en los huertos de la finca teguestera.

El convenio fue suscrito por el alcalde de Tegueste, José Manuel Molina; y el presidente de la entidad FUNCASOR, Luis Ramón Balbuena Castellano. Con este acuerdo se pretende favorecer la integración y el reconocimiento de las personas con discapacidad en la sociedad a través de la puesta en marcha del presente proyecto llevando a cabo la formación ocupacional de agricultura ecológica, de carácter teórico y práctico, con formación teórica y realización de prácticas no laborales en empresas, con el objetivo de incorporar a las personas con discapacidad al mundo laboral, mejorando así  su calidad de vida.

Dentro de los aspectos que aprenderán y desarrollarán los alumnos de FUNCASOR durante sus prácticas se contempla el manejo del suelo, operaciones de cultivo y recolección en explotaciones ecológicas; la mecanización e instalaciones agrarias; o la prevención y manejo de la sanidad del agroecosistema.

La Fundación Canaria para el Sordo (FUNCASOR) es una institución privada, de interés público y sin ánimo de lucro, con carácter asistencial, formativo, cultural y de servicios para las personas sordas y sus familias. Dicha institución nació a partir de la preocupación mostrada por los miembros de los movimientos asociativos de padres y madres de personas con discapacidad auditiva de la isla de Tenerife, ante la dimensión que alcanzaban los problemas que tenían sus hijos e hijas y a los que no podían hacer frente por separado. De la fusión de la Asociación de Padres y Amigos del Sordo de Tenerife (ASPAS) y de la Asociación Tinerfeña de Padres de Niños Sordos (ASTIPANSOR) surge el 4 de mayo de 1992 FUNCASOR.
 
< Anterior   Siguiente >