Skip to content
Inicio arrow Conocer
Conocer

Fiestas

Imprimir E-Mail

 

 Image  

25 de abril: Fiesta de San Marcos Evangelista; su patronazgo está presente desde el nacimiento del pueblo a partir de su ermita de Tegueste el Viejo erigida al menos desde 1530 y situada en El Llano (La Arañita) lugar de fundación del Pueblo.

 

Es una de las devociones más antiguas de la isla y a la que la Villa le dedica su Romería, singular muestra del costumbrismo canario. Abril es un mes repleto de actividades que exaltan las tradiciones recibidas y representan la idiosincracia de Tegueste, ocupando un lugar distinguido su gastronomía y sus vinos.

 

3 de mayo: Como tantos otros lugares de Tenerife, el Barrio de Las Toscas de este municipio lleva a cabo su popular fiesta de La Cruz.

En ella se encuentran los arraigados enrames de las cruces con las actividades religiosas, festivas y culturales que convocan a la gente de este populoso barrio de la zona norte del término municipal, estratégicamente situado entre Tegueste Casco y el vecino pueblo lagunero de Tejina.

  Image

 

Leer más...
 

El Prebendado Pacheco

Imprimir E-Mail

Image Antonio Pereira Pacheco nació en La Laguna el 12 de junio de 1790, hijo de Juan Pereira Pacheco, Contador de las Reales Rentas, y Rosalía Ruiz Acosta.

En 1806 se trasladó a Las Palmas entrando al servicio de Don Luis de la Encina que había sido nombrado Obispo de Arequipa, Perú. En esta isla comenzó sus estudios eclesiásticos en el Seminario Conciliar, eje fundamental de la formación de un clero ilustrado que creía en la armonización de la Fe y la Ciencia, aprendiendo agricultura y física experimental, al mismo tiempo que reformaba la teología y la filosofía trasnochada para abrirlas al experimentalismo. Además, aprende dibujo en la academia de José Ossavarri, una afición que cultivará a lo largo de toda su vida y que le ayudará a elaborar un material muy valioso.

Leer más...
 

Puente de palo: una huella de la historia de Tegueste

Imprimir E-Mail

Los habitantes del núcleo fundacional de tegueste, conocido por el llano o la arañita, lo utilizaron para cruzar el barranco que los separaba del resto del pueblo

Puente de PaloTras la conquista, en los primeros años del siglo XVI, los primeros colonizadores de Tegueste eligieron como lugar de asentamiento el pago conocido como El llano o La Arañita, erigiéndose el lugar como núcleo fundacional del pueblo. Conformado por una superficie de aproximadamente una hectárea y a 410 metros sobre el nivel del mar, El Llano estaba rodeado al norte por el barranco del Caidero; al sur, con el que baja desde Pedro Álvarez; por el oeste, con la intersección de ambos cauces; y por el este, las laderas que conducen al Lomo de Los Riveros. Constituía, pues, un estratégico nudo de comunicaciones, debido a sus accesos a las zonas de montes adyacentes, a ser lugar de paso de los rebaños de ganados, y por su situación cercana a los caminos que conducían a La Laguna y Tejina. En este sitio, junto a las primeras viviendas, se erigió la primera ermita en honor a San Marcos Evangelista.

Leer más...
 

Los Barcos de Tegueste

Imprimir E-Mail
ImageLos barcos de Tegueste forman parte de la cultura religiosa y festiva de la Villa desde tiempos muy lejanos, luciendo como auténticos símbolos señeros de su identidad; en ellos se funden siglos de historia y tradiciones.

Estos barcos, típicamente campesinos, van tirados por yuntas de bueyes, navegan sobre ruedas y, para algunos, son de vocación marinera, para otros son consecuencia de la obsesión que generaba en el pasado la presencia de una vela en el horizonte. Tal visión mantenía, ya desde la prehispania, en tensión a las gentes del pueblo, conocedoras de la amenaza que suponía, porque significaba una posible invasión o, cuando menos, razzias de esclavos, ganados, además de incendios y saqueos.
Leer más...
 

La Danza de las Flores

Imprimir E-Mail
LA DANZA DE LAS FLORES, HISTORIA VIVA DE TEGUESTE.

ImageLa Danza de las Flores es una de las reliquias que Tegueste ha sabido mantener como uno de los símbolos señeros de su identidad.

Su existencia se remonta al siglo XVI y su baile tiene la peculiaridad de no ejecutarse con cintas, como sucede en Güimar, Fasnia, La Mercedes o La Orotava, ni tampoco con varas, que son propias de la comarca de Abona, arraigadas en los barrios granadilleros de Chimiche y Las Vegas. Tan sólo en la Villa de Tegueste se ha conservado con arcos y desde aquí, en el pasado siglo, se trasladó por un teguestero a Guamasa.
Leer más...